Acceder
Contacta conmigo desde aquí

AdWords: probar, probar y volver a probar

Seguro que habrás leído, como he hecho yo, varios artículos de los muchos que circulan en Internet sobre los trucos o consejos mejores para crear campañas de gran impacto y éxito en AdWords. No voy a decir que no me hayan sido de utilidad, incluso he aplicado algunas de las cosas que he leído, pero lo cierto es que mi experiencia me dice que sólo hay un método eficaz: probar, probar y volver a probar ¿Por qué? Pues porque cada campaña es diferente y cada usuario persigue unos objetivos distintos.

Todos sabemos que si no existes en Google es prácticamente lo mismo que si no existieras, de modo que aparecer en las primeras posiciones de los resultados del buscador se ha convertido en el Santo Grial de los especialistas en el tema de hoy en día. Ese tema es el posicionamiento y AdWords puede echarte una mano muy potente y valiosa, especialmente en tus inicios.

De modo que aquí te dejo tres conceptos clave:

01Objetivo. Ni se te ocurra empezar una campaña de publicidad sin tener un objetivo claro, el que sea, pero uno y claro. Hacer publicidad "por hacerla" o "porque la hace Pepito" son dos excelentes formas de tirar a la basura recursos valiosos. Repito NI SE TE OCURRA. Si no lo tienes claro y necesitas ayuda hay excelentes profesionales, que estarán encantados de ayudarte a encontrar esos objetivos de acuerdo con tu proyecto y tu filosofía.

02Medir. El segundo peor error que puedes cometer es no medir los resultados de tu campaña para ver si alcanza tu objetivo. De acuerdo, es muy complejo y no tienes tiempo de pararte a analizar pormenorizadamente todo lo que las estadísticas reflejan; sin embargo puedes echar un rápido vistazo a los resultados de tu web en Google Analytics y comprobar si suben las visitas y cuánto tiempo pasan tus visitantes en tu web; eso puedes combinarlo con mirar los resultados de tu campaña en lo que a conversiones se refiere (conversiones son clics que llevan al usuario a un determinado sitio que tú has definido en la campaña, por ejemplo cada vez que se registra un usuario en tu boletín podría producirse una conversión si ese fuera tu objetivo). Este vistazo debes hacerlo semanalmente, como mínimo.

Cuanto más midas y más te preguntes por qué rinde como rinde tu campaña, más fácil te será mejorarla sin encarecer sus costes. Sea cual sea tu presupuesto, el volúmen de búsquedas es tan grande que lo normal es que siempre puedas invertir más; así que no te preocupes por eso. 

La consecuencia de esta medición será la optimización. Un anuncio en AdWords es un comercial que tiene tu empresa en la calle y, si tu anuncio no funciona como esperabas, tendrás que seguir probando hasta que estés satisfecho con el resultado. E incluso cuando el resultado sea el deseado, también deberás seguir probando para comprobar si puedes rentabilizar aún más tu campaña. Piensa que nuestro primer objetivo siempre será obtener el mayor número posible de clics en nuestros anuncios al precio más bajo posible.

03Paciencia. Piensa siempre en una campaña larga, porque el proceso de optimización requiere su tiempo. Si haces demasiados cambios, o demasiado rápidos, en tu campaña no podrás medir con precisión los resultados y, por lo tanto, optimizarla como deberías y habrás perdido un tiempo y dinero muy valiosos. Debes dejar pasar un tiempo prudencial para ver cómo van funcionando los cambios que vas haciendo, no hace falta que sea mucho; los resultados del SEM, el tipo de posicionamiento que estamos utilizando cuando contratamos AdWords, son casi inmediatos. Puedes ver los resultados casi semanalmente y actuar para corregirlos también de forma inmediata.

¡Mucho cuidado con esto! Cuanto mayor sea nuestro presupuesto, más rápida es la captación de datos, se producen más clics, más visitas, más conversiones, etc.; pero en las campañas de presupuestos bajos, hablo de 4€ /día por ejemplo, la toma de datos es mucho más lenta. Debemos saber esperar hasta que tengamos una serie de datos fiables y continuados en el tiempo.

Pero como la paciencia también tiene un límite, pon el límite a la tuya. No puedes mantener una campaña durante 6 meses sin que obtengas unos resultados mínimos o mínimamente esperanzadores. Si has llegado a este punto cabe la posibilidad de que tu producto / servicio esté mál planteado o concebido y quizá debas revisarlo antes de seguir con la campaña.

Con tus comentarios contribuyes a mejorar este artículo y a hacerlo más útil para todos, así que te agrdezco de antemano que lo divulgues, si te parece interesante, y lo comentes.

José Manuel

Ayudo a emprendedores y microempresas a llevar a la práctica sus proyectos de negocio en Internet, ayudo en todos los procesos y en la implantación de tu negocio en la nube. Hago webs para gente que empieza en la web.

Artículos relacionados (por etiqueta)

Inicia sesión para enviar comentarios

Acceder o Registrarse